Maloclusión: Qué es y cómo tratarla - Clínica Dental Dentinos Skip to main content

La maloclusión es un problema dental común que puede afectar la apariencia, la salud y la funcionalidad de la boca. En Dentinos, entendemos la importancia de identificar y tratar la maloclusión para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes. 

En este artículo, exploraremos en profundidad qué es la maloclusión, sus causas y los tratamientos que ofrecemos en nuestra clínica dental.

 

¿Qué es la maloclusión?

La maloclusión se refiere a una mala alineación de los dientes y las mandíbulas, lo que puede resultar en problemas de mordida, problemas estéticos y dificultad para masticar y hablar correctamente. 

La maloclusión puede ser causada por una variedad de factores, como la genética, el desarrollo anormal de los huesos de la mandíbula, la pérdida prematura de los dientes de leche, y el hábito de chuparse el dedo o chupete.

 

Causas y factores de riesgo de la maloclusión

  • Herencia genética: La predisposición a desarrollar maloclusión puede transmitirse de padres a hijos a través de la herencia genética. Si alguno de los progenitores presenta problemas de alineación dental, es más probable que sus hijos también los desarrollen.
  • Hábitos bucales perjudiciales: El chuparse el dedo, el uso prolongado del chupete, el uso excesivo del biberón o la succión del labio pueden afectar el desarrollo adecuado de la mandíbula y los dientes, lo que puede conducir a la maloclusión.
  • Pérdida prematura de dientes de leche: Cuando los dientes de leche se pierden prematuramente debido a caries, traumatismos u otras razones, puede producirse un desplazamiento de los dientes restantes y causar maloclusión.
  • Malos hábitos alimentarios: El consumo excesivo de alimentos blandos y procesados, así como la falta de alimentos que requieren masticación, pueden afectar el desarrollo adecuado de los maxilares y los dientes, contribuyendo a la maloclusión.
  • Malposición de los maxilares: Problemas en el crecimiento y desarrollo de los maxilares, como una mandíbula inferior demasiado pequeña o una mandíbula superior protruida, pueden ocasionar maloclusión.
  • Traumatismos dentales: Los traumatismos en los dientes o la mandíbula pueden causar desplazamientos y malposiciones que conducen a la maloclusión.
  • Malformaciones congénitas: Algunas condiciones congénitas, como el labio leporino o el paladar hendido, pueden estar asociadas con maloclusiones.

Es importante tener en cuenta que estos factores de riesgo pueden interactuar entre sí y, en muchos casos, la maloclusión es el resultado de una combinación de varios de ellos. Un diagnóstico preciso por parte de un ortodoncista o dentista especializado en ortodoncia es fundamental para determinar las causas específicas de la maloclusión y planificar un tratamiento adecuado.

 

Tipos de maloclusión

La maloclusión dental se clasifica en diferentes tipos según la posición y el desplazamiento de los dientes y las mandíbulas. A continuación, se presentan los principales tipos de maloclusión:

Maloclusiones transversales

Estas maloclusiones se refieren a problemas relacionados con la posición transversal de los dientes y las arcadas dentales. Pueden manifestarse como una mordida cruzada, en la cual los dientes superiores no encajan correctamente con los dientes inferiores al cerrar la boca.

Maloclusiones verticales

Las maloclusiones verticales se caracterizan por problemas en la verticalidad de la oclusión dental. Pueden ser de dos tipos:

  • Mordida abierta: Se produce cuando los dientes superiores e inferiores no se tocan al cerrar la boca, dejando un espacio abierto entre ellos.
  • Sobremordida profunda: Ocurre cuando los dientes superiores cubren excesivamente los dientes inferiores al cerrar la boca. En casos severos, los dientes inferiores pueden quedar casi o totalmente ocultos.

Maloclusiones sagitales

Las maloclusiones sagitales están relacionadas con la posición antero-posterior de los dientes y las mandíbulas. Se clasifican en tres categorías:

  • Clase I: Es una maloclusión neutra o normal en la cual los dientes superiores encajan correctamente con los dientes inferiores, pero puede haber otros problemas de alineación.

maloclusion. clase I, clase II, clase III

  • Clase II: Se caracteriza por una mandíbula inferior retruida o una mandíbula superior protruida, lo que ocasiona una mordida sobrepuesta o una protusión excesiva de los dientes superiores.Maloclusión: Qué es y cómo tratarla - Clínica Dental Dentinos
  • Clase III: Implica una mandíbula inferior protruida o una mandíbula superior retruida, lo que causa una mordida cruzada anterior o un prognatismo mandibular.

Maloclusión: Qué es y cómo tratarla - Clínica Dental Dentinos

Es importante destacar que estos tipos de maloclusión no son mutuamente excluyentes y es posible que un individuo presente combinaciones de ellos.

 

Síntomas y señales de la maloclusión

  • Dolor o molestias en la mandíbula: La maloclusión puede causar dolor o malestar en la articulación temporomandibular (ATM), que se encuentra cerca del oído. Esto puede manifestarse como dolor al abrir o cerrar la boca, dificultad para masticar o hablar, o sensación de bloqueo en la mandíbula.
  • Dificultad al morder o masticar: Los dientes que no encajan correctamente pueden dificultar el proceso de morder y masticar los alimentos. Esto puede llevar a una masticación ineficiente, sensación de comida atrapada entre los dientes y dificultad para comer alimentos más duros o fibrosos.
  • Desgaste anormal de los dientes: La maloclusión puede generar una distribución irregular de la fuerza de mordida, lo que puede resultar en desgaste excesivo o desgaste desigual de los dientes. Esto se puede observar en dientes desgastados, fracturas dentales o sensibilidad dental.
  • Dificultad en el habla: Dependiendo del tipo y la gravedad de la maloclusión, puede haber dificultades en la pronunciación de ciertos sonidos o palabras. Esto puede manifestarse como un habla ininteligible o dificultad para articular correctamente.
  • Problemas estéticos: Una maloclusión visible puede afectar la estética de la sonrisa y la armonía facial. Esto puede incluir dientes torcidos, espacios anormales entre los dientes, una sonrisa desalineada o una mandíbula desproporcionada.
  • Respiración bucal: En algunos casos de maloclusión, puede haber una tendencia a respirar por la boca en lugar de por la nariz. Esto puede estar asociado con problemas en la posición de los maxilares y afectar la calidad de la respiración.

 

Tratamiento de la maloclusión

El tratamiento de la maloclusión dental depende del tipo y la gravedad del problema. A continuación, te describimos diferentes opciones de tratamiento utilizadas:

Ortodoncia tradicional

La ortodoncia tradicional emplea brackets metálicos o cerámicos que se adhieren a los dientes y están conectados por alambres y bandas elásticas. Estos aparatos ejercen presión controlada sobre los dientes para moverlos gradualmente a su posición correcta.

Generalmente, tiene una duración promedio de 18 a 36 meses. Sin embargo, la duración exacta puede variar según la gravedad de la maloclusión y la respuesta individual del paciente al tratamiento.

Ortodoncia invisible (Invisalign)

Invisalign es un sistema de ortodoncia transparente que utiliza alineadores removibles hechos a medida. Estos alineadores son prácticamente invisibles y se cambian cada dos semanas para lograr una progresiva corrección de la maloclusión.

El tiempo de tratamiento con Invisalign puede oscilar entre 6 meses y 2 años, dependiendo de la complejidad del caso. Los alineadores se cambian cada dos semanas y el progreso se monitorea regularmente.

Ortodoncia lingual 

La ortodoncia lingual utiliza brackets colocados en la parte posterior de los dientes, lo que los hace prácticamente invisibles desde el frente. Estos brackets linguales están diseñados a medida para adaptarse a la forma de los dientes y permiten la corrección de la maloclusión de manera discreta.

El tratamiento con brackets linguales suele tener una duración similar a la ortodoncia tradicional, aunque puede requerir un poco más de tiempo debido a la ubicación de los brackets en la parte posterior de los dientes.

Aparatos de ortopedia funcional

Estos aparatos se utilizan principalmente en niños en crecimiento para corregir problemas esqueléticos subyacentes que contribuyen a la maloclusión. Estos dispositivos pueden incluir expansores palatinos, máscaras faciales u otros aparatos que estimulan el crecimiento y desarrollo adecuado de los maxilares.

Por lo general, el tratamiento puede extenderse desde unos pocos meses hasta un par de años.

Tratamiento quirúrgico (ortognática)

En casos de maloclusión severa o cuando los problemas esqueléticos no pueden corregirse completamente con la ortodoncia convencional, puede ser necesario recurrir a la cirugía ortognática. Este procedimiento combina la ortodoncia con la cirugía maxilofacial para reposicionar los maxilares y lograr una correcta alineación dental.

El proceso puede requerir una combinación de ortodoncia prequirúrgica y postquirúrgica, y el período total de tratamiento puede extenderse desde 1 a 3 años.

 

Cuidados y mantenimiento durante el tratamiento

Durante el tratamiento de la maloclusión, es esencial seguir las recomendaciones del ortodoncista y mantener una buena higiene oral. 

  • Higiene bucal: Es fundamental mantener una higiene bucal rigurosa durante el tratamiento. Cepillarse los dientes después de cada comida y usar hilo dental diariamente ayudará a prevenir la acumulación de placa y evitar problemas como la caries dental y la enfermedad de las encías.
  • Alimentación adecuada: Se deben evitar alimentos pegajosos, duros o difíciles de masticar que puedan dañar los aparatos ortodóncicos. También se deben evitar alimentos y bebidas que puedan manchar los brackets o causar decoloración.
  • Visitas regulares al ortodoncista: Es importante asistir a las citas de seguimiento programadas con el ortodoncista para ajustes y revisiones. Estas visitas permiten realizar los cambios necesarios en los aparatos y supervisar el progreso del tratamiento.
  • Uso adecuado de los aparatos: Si se utilizan aparatos removibles, como los alineadores Invisalign, es esencial seguir las instrucciones del ortodoncista para su uso adecuado y cambio regular. En el caso de los aparatos fijos, se deben evitar hábitos perjudiciales como morder objetos duros o manipular los brackets.
  • Protección durante actividades deportivas: Para proteger los dientes y los aparatos durante actividades deportivas, se recomienda utilizar un protector bucal adecuado.

 

¡Confía en Dentinos para el tratamiento de tu maloclusión dental!

En Dentinos, entendemos la importancia de una sonrisa saludable y bien alineada. Ofrecemos una amplia gama de opciones de tratamiento, desde la ortodoncia tradicional con brackets metálicos o cerámicos, hasta la innovadora ortodoncia invisible con Invisalign. Nuestro objetivo es proporcionarte la mejor solución para tus necesidades, teniendo en cuenta tus preferencias y estilo de vida.

¡No esperes más para obtener la sonrisa que siempre has deseado! Contáctanos hoy mismo y agenda una consulta con nuestros especialistas en ortodoncia en Dentinos. ¡Estaremos encantados de atenderte y ayudarte a alcanzar la sonrisa perfecta que mereces!

 

Abrir chat
Hola 👋. Bienvenidx a la web de Clínica Dental Dentinos🦷 ¿En qué podemos ayudarte?
Ir al contenido