Encías Retraídas - Clínica Dental Dentinos Skip to main content

Encías retraídas: causas, prevención y tratamiento

Las encías retraídas son un problema común que afecta a muchas personas en todo el mundo. También conocido como recesión gingival, este trastorno oral puede tener consecuencias graves si no se trata adecuadamente. En este artículo, exploraremos en detalle qué son las encías retraídas, sus causas, síntomas, tratamientos y cómo se pueden prevenir.

¿Qué son las encías retraídas?

Las encías retraídas son un problema dental que ocurre cuando el tejido de las encías que rodea los dientes se desplaza hacia atrás, exponiendo las raíces de los dientes. Esto puede resultar en una apariencia antiestética de las encías, sensibilidad dental y en casos más graves, la pérdida de los dientes.

Causas de las encías retraídas

Las encías retraídas pueden ser causadas por varias razones. Te mostramos algunas de las causas más comunes:

  • Cepillado dental incorrecto: Un cepillado dental demasiado fuerte o con un cepillo de dientes de cerdas duras puede dañar las encías y causar su retracción.
  • Enfermedades de las encías: La periodontitis, una enfermedad de las encías causada por la acumulación de placa bacteriana, puede provocar la recesión gingival.
  • Genética: La predisposición genética también puede ser un factor en la retracción de las encías.
  • Maloclusión: Una mala alineación de los dientes puede ejercer presión sobre las encías y causar su retracción.
  • Traumatismo dental: Un golpe o lesión en los dientes o las encías puede dañar el tejido gingival y provocar su retracción.
  • Hábitos de masticación: Masticar tabaco o consumir productos de tabaco también puede ser una causa de encías retraídas.
  • Cambios hormonales: Los cambios hormonales durante el embarazo, la pubertad y la menopausia pueden afectar las encías y causar su retracción.
  • Envejecimiento: El envejecimiento natural puede debilitar el tejido de las encías y provocar su retracción.

Síntomas de las encías retraídas

Conocer los síntomas de las encías retraídas es importante para identificar y abordar tempranamente este problema. A continuación, te describimos algunos de los síntomas más comunes:

  • Sensibilidad dental: Es uno de los síntomas más comunes. Cuando las encías se retraen, las raíces dentales quedan expuestas, lo que puede causar sensibilidad al frío, calor, alimentos dulces o ácidos, y al cepillado dental.
  • Dientes alargados: A medida que las encías se retraen, los dientes pueden parecer más largos de lo normal. Esto se debe a que la parte de la raíz que normalmente está cubierta por las encías queda expuesta, lo que da la apariencia de dientes más largos.
  • Cambios en el color de las encías: Las encías retraídas pueden cambiar de color. Pueden volverse más pálidas o más rojas de lo normal debido a la exposición de las raíces dentales y a la inflamación.
  • Inflamación y enrojecimiento: Las encías retraídas pueden presentar signos de inflamación, como enrojecimiento e hinchazón. Esto puede indicar la presencia de una infección o inflamación crónica en las encías.
  • Sangrado gingival: Las encías retraídas también pueden sangrar durante el cepillado o el uso del hilo dental. Este sangrado puede indicar la presencia de una enfermedad periodontal o inflamación crónica en las encías.
  • Mal aliento persistente: La exposición de las raíces dentales debido a las encías retraídas también puede contribuir al mal aliento persistente o halitosis. Esto se debe a que las raíces expuestas pueden acumular bacterias y restos de alimentos, lo que puede causar mal olor.

Los síntomas de las encías retraídas pueden variar de una persona a otra, y algunas personas pueden no experimentar ningún síntoma en absoluto. Sin embargo, si se presentan uno o varios de estos síntomas, recomendamos acudir a un odontólogo o periodontista para una evaluación adecuada y un tratamiento oportuno.

Consecuencias de las encías retraídas

Las encías retraídas pueden tener varias consecuencias para la salud bucal y general de una persona. Te mostramos algunas de las principales consecuencias asociadas con esta condición:

  • Mayor sensibilidad dental: La exposición de las raíces de los dientes debido a la retracción gingival puede causar sensibilidad dental al frío, al calor y a alimentos dulces o ácidos.
  • Mayor riesgo de caries dentales: Las raíces de los dientes expuestas debido a las encías retraídas son más propensas a desarrollar caries, ya que las raíces no tienen la misma protección que el esmalte dental.
  • Mayor riesgo de enfermedad periodontal: La retracción gingival también puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades periodontales, ya que facilita la acumulación de placa bacteriana en las áreas expuestas de las raíces de los dientes.
  • Estética dental comprometida: Las encías retraídas pueden afectar la apariencia estética de la sonrisa, haciendo que los dientes se vean más largos de lo normal y dando un aspecto antiestético.
  • Dificultades en la higiene bucal: Las raíces dentales expuestas pueden ser más difíciles de alcanzar con el cepillo y el hilo dental, lo que puede aumentar el riesgo de acumulación de placa bacteriana y la progresión de problemas dentales y gingivales.
  • Pérdida de dientes: Si las encías retraídas no se tratan a tiempo, puede haber una mayor probabilidad de perder dientes debido a la degradación del tejido de las encías y del soporte periodontal.

Tratamiento de las encías retraídas

El tratamiento de las encías retraídas puede variar según la gravedad de la condición y las necesidades específicas de cada paciente. En la clínica dental Dentinos, ofrecemos diferentes opciones de tratamiento para abordar este problema:

Profilaxis dental y mejora de la higiene bucal

Uno de los primeros pasos en el tratamiento es mejorar la higiene bucal del paciente. Esto puede incluir una profilaxis dental profesional para eliminar la acumulación de placa y cálculo dental, así como enseñar y reforzar técnicas de cepillado y uso de hilo dental adecuadas para prevenir la progresión de la recesión gingival.

Eliminación de factores causales

Si la recesión gingival es causada por factores como la maloclusión dental, bruxismo (rechinar de dientes), o el uso incorrecto de cepillos de dientes duros, se puede abordar el factor causal como parte del tratamiento. Esto puede implicar la corrección de la maloclusión, el uso de protectores bucales para el bruxismo o el cambio a cepillos de dientes de cerdas suaves.

Cirugía periodontal

En casos más avanzados de encías retraídas, puede ser necesaria una cirugía periodontal para corregir la posición de las encías y cubrir las raíces dentales expuestas. Esto puede incluir técnicas como el injerto de tejido gingival, donde se toma tejido de otras áreas del paciente o de donantes para cubrir las áreas afectadas, o la cirugía de colgajo, donde se levanta y reposiciona la encía para cubrir las raíces dentales expuestas.

Regeneración del tejido periodontal

En algunos casos, se puede utilizar técnicas de regeneración del tejido periodontal para estimular el crecimiento de nuevo tejido gingival y hueso en áreas afectadas.

Seguimiento y mantenimiento

Después del tratamiento inicial, es importante mantener un seguimiento regular con el periodontista y mantener una buena higiene bucal en casa. Esto incluye visitas periódicas a la clínica dental para limpiezas profesionales y evaluaciones de la salud periodontal, así como el seguimiento de las recomendaciones del equipo dental en cuanto a técnicas de cepillado, uso de hilo dental y cuidado oral general.

Prevención de las encías retraídas

La prevención es la mejor manera de evitar las encías retraídas. Te explicamos algunas recomendaciones para mantener unas encías saludables y prevenir la recesión gingival:

  • Mantener una buena higiene bucal: Cepillarse los dientes al menos dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves, usar hilo dental a diario y enjuagar con un enjuague bucal antimicrobiano.
  • Evitar el consumo de tabaco: Fumar o masticar tabaco puede causar daño a las encías y aumentar el riesgo de retracción gingival, por lo que es valioso evitar el consumo de tabaco.
  • Controlar el estrés: El estrés crónico puede debilitar el sistema inmunológico y aumentar el riesgo de desarrollar problemas dentales.
  • Evitar el bruxismo: El bruxismo, que es el rechinar o apretar involuntario de los dientes, puede causar desgaste del esmalte dental y contribuir a la retracción gingival. Si se sospecha de bruxismo, es importante buscar tratamiento, como el uso de una férula de descarga durante la noche.
  • Corregir problemas dentales: Problemas dentales como dientes mal posicionados, restauraciones dentales mal ajustadas o una mala mordida pueden ejercer presión adicional sobre las encías y causar retracción gingival.

¡Recupera tu sonrisa en Dentinos!

En Dentinos, nuestro objetivo es ofrecer el mejor cuidado dental a nuestros pacientes y ayudarles a mantener una buena salud bucal. Si sufres de encías retraídas u otros problemas dentales, no dudes en visitarnos.

Contamos con un equipo de profesionales altamente capacitados que utilizan tecnología de vanguardia para ofrecerte tratamientos efectivos y cómodos. ¡Agenda tu cita con nosotros y empieza a disfrutar de una sonrisa sana y radiante!

 

Abrir chat
Hola 👋. Bienvenidx a la web de Clínica Dental Dentinos🦷 ¿En qué podemos ayudarte?
Ir al contenido